miércoles, 26 de septiembre de 2012

reírse de la estupidez

algunas noches
tengo la suerte
de sentarme y percibir
la pelea entre la mente y el cuerpo...
la inestabilidad de uno y la sabiduría del otro,
aunque se haga amargo reconocerse a veces,
lo hermoso es poder saber también
que todo cambia

y en esa pelea
reconozco mi estupidez
esa de creer y afirmar, siempre
que se todo
pero en realidad
no se un carajo.

1 comentario:

  1. Pareciera que me estás describiendo.
    Se te extraña por acá, no sé.

    ResponderEliminar