lunes, 18 de julio de 2011

mirá como te pongo los cachetes colorados

Batido me gusta el café, me tomo la molestía
de hacer ese tramite y agregarle miel,
porque tengo una toz que me mata raspa
la garganta y no lo aguanto mas y nunca
encuentro la tableta de ibuprofeno o
me olvido de tomarme uno si lo hago.
Las quejas preferiría dejarlas en otro
plano y traer aquí a este, un poco del frío
de la mañana cuando voy revolviendo
a medida que agrego agua y pienso
en vos y todas esas cosas que creo que haría,
pero el humo me gusta inhalarlo,
no venderlo, sino sumaría cargos más serios.
Ver como se derrite la manteca en la tostada,
recordando como vos te ponías la de cacao
a cada rato y las ganas que tenía de sacártelo
a la mierda llenandote de besos. El resto del día,
cepillarse los dientes, ponerse desodorante,
esperar el colectivo, bancarse las ganas de no
aguantarse que se delata en las miradas
que se cruzan me hace olvidar de vos
un poco y quizá ahí, se complica, o será
que al menos la realidad tiene las espinas un poquito mas afiladas.

4 comentarios:

  1. No! Está todo muy bien con el porro. Somos grandes amigos.
    Me bardearon muchísimas veces asi que aborrezco a la gente que te tilda de drogadicto. Me da mucho asco y bronca.

    ResponderEliminar
  2. Ni yo podría haberlo dicho mejor!

    ResponderEliminar